Control de plagas


Las plagas en general, ya sean estas insectos, aves o roedores, encuentran en nuestras viviendas y en las estructuras de nuestros edificios y empresas, excelentes condiciones para cubrir sus necesidades básicas de vida y procreación. Su calidad de oportunistas y la enorme capacidad de sortear obstáculos que le ha dado el proceso evolutivo de cientos de millones de años que han vivido, los dota de una enorme capacidad para transformarse en una amenaza permanente para la salud del hombre, su confort y la integridad de sus estructuras. ¿Quién puede desconocer la enorme capacidad contaminante de las moscas, las cucarachas o los roedores? ¿Quién puede negar el enorme potencial destructivo de hormigas, termitas, polillas, gorgojos y/o plagas de la madera? ¿Qué empresa puede desconocer el enorme perjuicio económico que pueden llegar a sufrir, si cualquiera de estas plagas o incluso partes de ellas llegan al consumidor con el producto por ellas elaborado? ECOFUM cuenta con la experiencia necesaria en Control de Plagas Urbanas para dar una solución justa y profesional a cada una de estas situaciones.



DESRATIZACIÓN:

Desratización La desratizacion se basa en la captura o eliminación de los roedores por atracción. A dicha atracción se la denomina cebado y puede consistir en los siguientes procedimientos: Cebos rodenticidas: formulaciones sólidas aplicadas en estaciones portacebo, tubos o bandejas testigo dependiendo de la instalación a tratar. Jaulas y trampas mecánicas. Estaciones preparadas con pegamentos especiales para los roedores. Cuando se ha detectado una madriguera en un lugar controlado es posible la aplicación de cartuchos fumígenos. El proceso más adecuado para el control de roedores será definido en la inspección inicial teniendo en cuenta: Grado de contaminación del lugar. Focos de infección. Materiales que corran riesgo de infestación. Posibles rutas de circulación de los roedores. Accesos declarados o potenciales de las ratas en el ambiente a tratar. Los roedores ingresarán y se instalarán o simplemente accederán temporalmente en busca de alimentos para luego retirarse a sus madrigueras. Edificios linderos o cercanos sufren una infestación de roedores y no se efectúa allí ningún tipo de desratización. Si hay muchos roedores en el vecindario, las medidas a tomar (exclusiones, procesos, número de operativos, etcétera) serán, en consecuencia, de mayor magnitud. En los tratamientos a desarrollar en edificios y sus aledaños, se aplicarán todas las medidas de seguridad necesarias para evitar peligros para las personas y sus mascotas. Se utilizarán contenedores porta cebo de seguridad ubicados en zonas inaccesibles, de forma que se evite la manipulación de los mismos por personal ajeno a la empresa.

DESINSECTACIÓN

La desinsectación consiste en el control de insectos, arácnidos y demás artrópodos que afectan la salud y la calidad de vida del ser humano y sus mascotas. Para un control eficiente utilizamos la combinación de los siguientes métodos: Inspección: para identificar la especie plaga, definir la estrategia de control y dar un informe al propietario del lugar. Exclusión: para evitar que las plagas lleguen al lugar a proteger sellando grietas, instalando mallas, cortinas, etc. Saneamiento: eliminar fuentes de agua, alimento y refugio para las plagas y mantener una limpieza exhaustiva. Practicas culturales: almacenar alimentos y otros productos por lo menos a 15 cm del suelo y de las paredes, que la temperatura, humedad, iluminación y ventilación sean las adecuadas para esos productos. Mecánicos: consisten en cambios en la iluminación, diferencias de temperatura, electrocución, trampas de pegamento o mecánicas, aspiración y remoción manual de las plagas.
El control de plagas en la industria no es sólo un tema sanitario, es mucho más que ésto. Potencialmente es un tema económico por el impacto que un problema de plagas no resuelto puede tener en auditorías de calidad externas, no conformidades o la acción misma del consumidor. Por todo esto revalorizamos nuestro rol, pasamos entonces de aplicadores de productos químicos a arquitectos de programas a la medida de cada situación particular, diseñando tantas estrategias de control como nuestra capacidad y creatividad nos lo permitan.

Todos los productos utilizados por ECOFUM están habilitados por el Ministerio de Salud y Acción Social de la Nación (MSAL), el Servicio Nacional de Sanidad Alimentaria (SENASA) y la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT). SENASA ANMAT